10 defectos que por desgracia ellos también ven


Aqui en 123mujer.com te traemos los mejores consejos para que siempre estes lista a la hora de conquistar un chico!!

Depilación ¡Odian el look peluche!

Eso de ‘donde hay pelo hay alegría’ es una aberración a oídos de un hombre ¡La depilación es primordial para ellos en una mujer! Aunque haya pasado media hora de miraditas y discretas aproximaciones en el bus con un chico que has fichado, si cuando está apunto de hablarte te agarras a la barra de arriba y dejas ver una mata de pelo más espesa que una selva tropical ¡Romperá la ventana de emergencia si es necesario para salir huyendo!

Celulitis ¿Eso mullidito qué es?

Los hombres ven demasiadas revistas y los pobrecitos creen que el photoshop también se puede aplicar a la vida real. Un día estás tan tranquila con él después de un año en el que ha visto hasta el último rincón de tu cuerpo, y cuando te sientas con tu minifalda te suelta ‘Uy, y eso mullidito que te está saliendo en el muslo ¿Qué es?’ Pues algo que no volverás a ver ni a tocar hasta dentro de muuucho tiempo por ese comentario!!!!

¿El tamaño (del pecho) importa?

Cuando a las mujeres les preguntan sobre ellos si el tamaño importa, el sí es rotundo ¡Pues a ellos les ocurre lo mismo! Claro que si las expectativas son muy altas se conforman con menos…pero cada vez que una mujer se quita el sujetador con relleno delante suya sufren la misma desilusión que cuando se enteraron de que los Reyes Magos eran los padres…

Raíces en el pelo ¿una nueva moda?

Seguramente tu novio no sea peluquero (¡ni quieres que lo sea!) pero suponemos que al menos sabe distinguir colores ¿No? Entonces ten por seguro que también puede ver tus tres centímetros de pelo moreno que asoman bajo tu tinte ¡Otra cosa es que crea que es la nueva moda!

Puntas abiertas ¡No al pelo de estropajo!

Vale, ellos son incapaces de fijarse tan detenidamente en tu pelo como para ver las puntas abiertas ni con una lupa del tamaño de un balón de fútbol ¡Pero sienten que están ahí! Créeme que pequeños detalles como que siempre se te enrede el pelo en los botones de su chaqueta o que el es

tropajo de fregar platos tenga el mismo tacto que tu pelo no pueden pasar indiferentes.

Vello facial ¡a lo Pantoja!

Puede que esas cosquillitas que le haces cada vez que le das un beso no le desagraden del todo, pero más te vale que no te vea con un poco más de luz o gracias a sus insistentes comentarios hasta vuestros futuros hijos te llamarán ‘pelusilla’…

Olores sospechosos… ¡Un poco de higiene!

Una cosa es que cuando estés haciendo footing desprendas olor a rosas a tu paso y otra que descuides tu higiene ¡Eso es inadmisible! Invierte además en un buen perfume: los hombres son seres primarios y su instinto les lleva donde el olfato les guía ¡Animalitos!

Este punto vital cuando te quitas los zapatos en un momento clave… El erotismo se desvanecerá a medida que tu peste a pies invade la habitación…
El granito traicionero

Llega la noche de la gran cita, estás imponente, llevas un modelitos despampanante y… ¡Aparece el maldito grano traicionero! Evidentemente por discreción el no dirá nada al principio pero cuando pasen unos días, haya más confianza y desaparezca ¡Prepárate para sus burlas!

Ropa interior de abuela ¡Adiós morbo!

Los hombres se imaginan que la mitad de tu armario es el catálogo completo de Victoria’s Secret ¡No les quites esa ilusión! Si ven que tu ropa interior es de hace unos años o, aun peor, que podrías habérsela pedido prestada a tu abuela, su libido bajara hasta el subsuelo.

Estrías ¡Ellos también tienen!

Deja ya de apagar la luz cada vez que os vais a la cama. Es cierto que entonces verá que tiene alguna que otra estría pero ¿qué más da? Igual te das alguna sorpresita y tú también le encuentras alguna. A muchos hombres también les salen ¡Y ni se dan cuenta!

0 comentarios sobre “10 defectos que por desgracia ellos también ven

  • el 19 julio, 2010 a las 5:34 pm
    Permalink

    Hijoles!! yo he tomado casi todas en cuenta, pero se me paso lo del cabello :S

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *