Consejos para aprender a descansar


El descanso se puede considerar como una pausa restauradora que se debe efectuar en periodos preestablecidos y habituales de reposos del cuerpo y de la mente. En muchas ocasiones llegamos cansadas al trabajo luego de haber tenido un fin de semana de aparente quietud, esto se debe a que se descanso el cuerpo pero no la mente.

Un gran especialista en el tema define el significado del descanso así: “Sentirse descansado significa mirar con sosiego el trabajo, los deberes y obligaciones, las aspiraciones, las victorias y las derrotas de uno mismo. Significa enfrentarse con el día que empieza sin miedo y sintiéndose dueño de los problemas, antes que esclavo de éstos”.

Porque se debe descansar

Todas tenemos presiones externas que muchas veces son muy complicadas de afrontar. Esta lucha interna causa una rigidez nerviosa y muscular tan profunda, que muchas veces no nos damos cuenta de ello, provocando así un estado de irritabilidad constante en nosotras.

Para tener en cuenta

El ejercicio consciente de la relajación es una buena manera de contrarrestar las presiones comunes de la vida diaria. Para reducir el nivel de estrés y prepararse adecuadamente para el descanso, debe tenerse en cuenta lo siguiente:

Haga del período de relajación un momento tan importante en el día como lo es comer, dormir o trabajar. Vuélvalo un hábito saludable.

En casa, resérvese un lugar de reposo y dele en su mente la categoría de sitio predilecto de sosiego y serenidad, en cuyo recinto usted abandona todas sus preocupaciones cotidianas. Cuide que sea un lugar tranquilo, con luz suave y que tenga un sofá cómodo o una cama.

Es esencial que el lugar de reposo esté bien ventilado, pero evitando el frío y las corrientes.

Para favorecer el reposo absoluto, elija colores apaciguadores como matices suaves o pasteles del azul, el gris o el verde.

Cierto tipo de música puede ayudar a vencer las dificultades que se presentan para sosegar el cuerpo y la mente. Para este fin es recomendable la música instrumental o clásica del agrado de cada uno. A pesar de que todo ruido exterior es perturbador, la música suave logra acallar los ruidos fuertes.

Tiéndase por completo en el sofá o cama. Elija la posición con la que se sienta más a gusto. El cuerpo humano pesa lo mismo si descansamos boca a bajo, boca arriba o hacia un costado.

Si está tendido de espaldas, es necesario tener un cojín o almohada para tener la cabeza bien colocada, o de lo contrario no se eliminarán gran parte de la tensión de los músculos de la cabeza, el cuello y la frente.

Tenga en cuenta que el reposo excesivo reblandece la mente y el cuerpo. Por esto el tiempo máximo recomendable es de una hora, pero para algunas personas es suficiente en menos tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *