Consejos para olvidar un amor


Por cualquier circunstancia se nos ha roto la relación que teníamos con la persona amada, no hubo entendimiento, fuimos traicionadas o simplemente nos aburrimos. El recuerdo queda en todas partes, en nuestra mente y lo que es mas peor, vive en nuestro corazón.

Es muy difícil olvidar un amor, pero podemos dejar de extrañarlo con el tiempo y lograr hacer cosas que pensábamos que ya no volveríamos a hacer.

Es bonito cuando se viven esos amores maravillosos, pero también muy tormentoso cuando llega la hora de recapitular y volver a comenzar nuestra vida. No podemos arrastrar un pasado toda la vida, hay que salir adelante por nosotras mismas o por nuestras familias.

Sigue estos consejos para olvidarlo.

Reconoce que ya no estás en su vida. Debes aceptar que todo ha terminado y que por el momento las cosas están quietas.

Recuerda todo lo malo que has vivido a su lado, no lo defiendas, míralo como la persona que es y lo mal que se ha portado contigo.

Es más bello recordar las cosas bonitas, pero en tu mente quedan las mentiras que te ha dicho, recuérdalas y te aseguro que lo verás con otros ojos.

Recuerda que fue infiel contigo, tu no merecías esto.

Recuerda lo mal que huele a veces, eso te dará más fuerzas.

Nunca se acuerdo de tu cumpleaños, ni aniversarios, que falto de detalles!!

Te llamo cuando quiso; y cuando dice que lo haría, no lo hizo.

Él es un problema en tu vida y lo malo hay que sacarlo para que puedas seguir adelante.

Haga una limpieza a tu vida, como cuando limpias los armarios lo que sirve se queda, lo que no sirve se desecha.

El corazón necesita estar libre y sano, para que puedas recibir cosas buenas que la vida te tiene preparada.

No veas como tiempo perdido la relación, míralo como experiencias de la vida, no como algo para recordar.

Sea lo mejor para ti y lo demás, sin importar que los demás no lo sean para ti.

No digas que tienes un problema que no puedes resolver, Dios sabe tu problema y le tienes a Él.

Llena tu vida de cosas que te beneficien, ve al gimnasio, al salón de belleza, y póngase guapa.

Lea libros que jamás pensaste que leerías, usa las manos para crear cosas, tejer, pintar, etc.

Llama a tu amiga que habías dejado hace tiempo, y quedate con ella para tomar un café y recordar bellos momentos.

Llama a tu madre y dile que pasarás por ella para ir al centro comercial y hacer algunas compras.

Jamás te quedes esperando una llamada, con seguridad no llamará.

Llora si lo necesitas, sacúdete las lágrimas y vuelve a comenzar… Las lágrimas están para borrar el dolor.

Y no evites hablar de él, mientras más dejes fluir tus sentimientos más fácil será. Piensa que es como una película que pasa y pasa hasta alcanzar el final.

Debes intentar hacer algunos cambios en tu vida y verás que poco a poco tu vida cambiará. Lo que antes creías que nunca pudiera suceder, ahora está sucediendo… y ahora estás más guapa, más preocupada de ti.

Y cuando él te vuelva a ver… No te gustaría que te vea como una mujer bella, llena de cualidades? ¡Cuídate para que así sea!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *