Cinco pautas para que controles el hambre


Aquí te damos algunas pautas para que controles el hambre.
En primer lugar, hay que recordar que estos consejos no son milagrosos y que lo mejor para mantener la línea es llevar una dieta equilibrada y hacer ejercicio regularmente. Pero puedes tener en cuenta estos consejos para controlar los arrebatos de hambre a los que tanto tememos.
1. Mantente hidratada: Hay que beber 2 litros de agua al día, puedes hacerlo mediante zumos y sopas. Además, mezclar el jugo de medio limón en un vaso de agua y tomarlo al levantarte te ayudará a eliminar toxinas y líquidos durante todo el día.
2. No te saltes ninguna comida: a pesar de que parezca que si evitas desayunar, comer o cenar va a adelgazar, está demostrado que no es cierto. La comida más importante del día es e desayuno, si almuerzas con cabeza evitarás hincharte a comer durante el resto del día. Además de que la ventaja de esta comida es que, al ingerirla al principio del día, dispones del resto de la jornada para quemar todas las calorías.
3. Inicia todas las comidas con una ensalada verde y bebiendo mucha agua. Los vegetales aportan muchos nutrientes y llenan el estómago. El agua cumple la misma función y además, te ayuda a hidratar tu cuerpo.
4. Reduce el tiempo de televisión diario. Puedes optar por dar una paseo antes de cenar y evitar de este modo las visitas al frigorífico. Además de ser muy saludable, te calmará el apetito y el estrés y beneficiará tu circulación.
5. Espera 10 minutos antes de lanzarte a la cocina por algo que picar. Los ataques de hambre suelen durar este tiempo, tras el cual se clama la sensación y disminuye la ansiedad. Si no eres capaz de evitarlos, cambia el chocolate por una manzana, o busca alternativas como preparar zumos de frutas y otras recetas saludables, que clamarán tu hambre y distraerán tu apetito.

0 comentarios sobre “Cinco pautas para que controles el hambre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *