La rinoplastia o cirugía de la nariz


Dentro de la cirugía estética moderna encontramos la rinoplastia o cirugía plástica de la nariz y es una de las intervenciones más comunes entre las que se practican hoy en día para el embellecimiento o solución a diferentes problemas.

La rinoplastia tiene como objetivo reparar o mejorar la nariz. La nariz puede presentar una serie de problemas, como dificultades en la respiración que pueden provocar ronquidos estos problemas suelen estar provocados por una desviación del tabique nasal.

La rinoplastia se efectúa para mejorar el aspecto externo, consiguiendo una mayor armonía entre los rasgos faciales y la nariz del paciente, las técnicas de cirugía plástica de la nariz más comunes tratan de corregir asimetrías, desviaciones o excesos del tamaño de la nariz.

La rinoplastia consiste en realizar una incisión en la mucosa nasal para limar el sobrehueso y retirar el exceso de cartílago del dorso de la nariz.

En el caso que sea necesario se procederá a la fractura de los huesos de la nariz para poder aproximarlos, colocando posteriormente un yeso. Esta intervención al realizarse a través de las fosas nasales evita que las cicatrices puedan resultar visibles.

También se suelen realizar injertos de cartílago con el fin de modelar o elevar la punta de la nariz. La duración de una rinoplastia suele oscilar entre una y dos horas y se puede utilizar anestesia general o local utilizando sedantes.

No se aconseja realizar una rinoplastia a menores de 15 años porque el crecimiento del hueso nasal no es completo hasta esa edad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *