Que tener en cuenta al elegir el nombre de nuestro bebe


Para dar el nombre a nuestro hijo, debemos tener en cuenta primero que todo que nombre bien sea sencillo o doble es el que le va a dar el sentido de identidad en el futuro, acompañado de su cedula de ciudadanía, cuando este sea mayor de edad.

Llamarlo por un nombre se basa primordialmente en la cultura de nuestro país, en las tradiciones a las que estemos arraigados y en la religión en la que hemos sido criados.

La mayoría de las personas quieren que su hijo sea diferente y que el nombre que lleve sea original, pero en ocasiones, las personas colocan nombres a sus hijos que en un futuro les puede causar problemas. No debemos dejarnos llevar por nuestras pasiones y que en un futuro nuestro hijo no sepa explicar el significado de su nombre.

El apellido que llevemos también juega un papel muy importante en la decisión del nombre, ya que el nombre debería de ir acorde con nuestro apellido. Es decir, si tenemos un apellido un poco raro será mejor poner un nombre conocido para evitar burlas en un futuro. Igualmente, se aconseja poner un nombre corto si el apellido es muy largo y viceversa.

Muchas personas ponen nombres extranjeros a sus hijos simplemente porque son seguidoras de un actor o cantante. La inmigración de cada país hace que muchos nombres que antes no escuchábamos y no eran muy normales en nuestra cultura sean ahora más aceptados en nuestro país.

Hay que tener mucho cuidado si elegimos un nombre simplemente porque esté de moda, estos nombres se aceptan de momento en nuestra cultura, pero la moda pasa y el nombre queda sin ningún sentido.

Poner a nuestros hijos los nombres santos es una práctica muy normal en nuestro país, pero tenemos que tener en cuenta que no todos los nombres santorales de la iglesia son muy conocidos o bonitos. Igualmente sucede con los nombres bíblicos o de la mitología griega.

En definitiva, la elección del nombre que llevará nuestro hijo es una elección muy particular de los futuros padres. El mejor consejo es que el nombre que elijan tenga un sentido, o por lo menos sentido para ellos, y no se dejen influenciar por nada ni por nadie, sino que simplemente les guste y estén de acuerdo los dos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *