Como eliminar la grasa de nuestros músculos


La acumulación de grasa en nuestros músculos y que son difíciles de bajar, vulgarmente se conoce como conejos. Esas molestas acumulaciones se pueden ir eliminando poniendo en práctica unos buenos ejercicios y una dieta bien balaceada. Es bueno que tengas presente que un programa de reducción de medidas debe incluir entrenamiento cardiovascular y una dieta balanceada.

Para iniciar mida la circunferencia de tus muslos antes de empezar tu programa, así podrás determinar cuántos centímetros rebajas con tus ejercicios y el plan alimenticio.

Los ejercicios cardiovasculares son los que te ayudarán a eliminar la grasa acumulada. Puedes utilizar la maquina caminadora es una muy buena opción. Aumenta la intensidad y duración del ejercicio en la medida que tu cuerpo se acostumbre a éste. No es necesario apurarse.

Otra maquina que te ayudara a rebajar es La elíptica. Con este ejercicio no sólo se benefician tus muslos, también tus glúteos, caderas y piernas.

Es muy importante que no abandones la tonificación de tus músculos. Esto se realiza por medio de ejercicios con pesas. No temas, con cargas pequeñas lograrás el efecto deseado, el instructor de tu gimnasio es quien te de las indicaciones correspondientes.

El ejercicio conocido como sentadillas es muy efectivo. Debes bajar lo que más puedas pero con la espalda recta para evitar lastimarte. Éste te ayudará a bajar los conejos y fortalecer los glúteos. Si tienes problemas de rodillas, es mejor que no lo hagas.

Los ejercicios denominados tijeras laterales y frontales son importantes ya que se centran en tus muslos. La rodilla y el pie tienen que ir en la misma dirección; no te olvides de alternan tus piernas.

Para realizar las tijeras frontales, coloca las piernas en paralelo, alineadas con el cuerpo y con una separación con el ancho de tu cadera. Desplaza la pierna derecha hacia atrás la mismo tiempo que la flexionas como si fueras a arrodillarte. Procura que la pierna de delante quede flexionada, formando un ángulo recto y vuelva a levantarte hasta la posición inicial.

No olvides que la alimentación es esencial cuando empiezas una rutina de ejercicios. Tus hábitos alimenticios deben incluir una dieta sana y balanceada; rica en minerales y vitaminas, que te genere la energía necesaria para tu práctica física. Tenga paciencia, si combinas deporte y una nutrición sana veras los resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *