Cómo evitar Infecciones Vaginales


Cómo evitar Infecciones Vaginales – Las infecciones vaginales son uno de los trastornos ginecológicos más frecuentes en la mujer, una problemática que se acentúa en verano. La mayoría de las mujeres, una vez a lo largo de su vida sufren de vulvovaginitis, es decir, infección de la vulva o la vagina.

Cómo evitar Infecciones Vaginales ¿Por qué se producen ?

Cómo evitar Infecciones Vaginales – La vagina está protegida por una serie de microorganismos que forman la flora íntima y protegen la zona de posibles infecciones. Esta defensa natural puede verse alterada por múltiples factores como una higiene íntima excesiva o deficiente, las relaciones sexuales, cambios hormonales, tratamientos con determinados antibióticos, los anticonceptivos o un cuidado inadecuado de la zona que facilite la proliferación de hongos vaginales o bacterias.

Cómo evitar Infecciones Vaginales en el verano

En verano, los baños en la playa o la piscina, el calor y la humedad hacen que los hongos y bacterias que causan este tipo de infecciones vaginales proliferen con más facilidad. En cifras, se calcula que su incidencia aumenta hasta un 50% en esta época del año. Por tanto, conviene extremar los cuidados y la higiene de la zona íntima durante los meses de verano para prevenir posibles molestias que puedan estropear nuestras vacaciones.

Cómo evitar Infecciones Vaginales síntomas

Cómo evitar Infecciones Vaginales – Los cambios en el olor o color del flujo vaginal, sentir picor o ardor, hinchazón en la zona, irritación o dolor al orinar o al tener relaciones sexuales, son síntomas que nos pueden alertar de una posible infección por hongos o bacterias, siendo la candidiasis una de las infecciones más frecuentes.

Cómo evitar Infecciones Vaginales como prevenir

Descubre las claves para prevenir las infecciones vaginales en verano y evitar su aparición:

 Mantener una higiene íntima adecuada. La zona genital debe permanecer limpia y seca, sin excedernos. Se desaconsejan las duchas vaginales ya que pueden eliminar las bacterias beneficiosas que actúan como barrera ante las infecciones.
 Tras un día de playa o piscina es muy importante darse una buena ducha para eliminar posibles agentes infecciosos, especialmente si hay restos de arena.
 Utilizar jabones específicos para la higiene íntima con un pH neutro y sin parabenos.
 No pasar mucho tiempo con el bañador o bikini húmedo y cambiarlo por uno seco en cuanto sea posible, así se evitará que la humedad favorezca la proliferación de hongos.
 Usar ropa interior de algodón que permita una mejor transpiración.
 Cambiar los tampones y compresas con frecuencia. Con el calor puede aumentar la humedad en la zona y así se evita la proliferación de bacterias.
 No utilizar prendas de ropa demasiado ajustadas. Los shorts, jeans estrechos o bikinis muy ajustados pueden ejercer demasiada presión sobre la zona favoreciendo la acumulación de calor y humedad.
 No es aconsejable la depilación íntima total, que puede favorecer la aparición de infecciones, según los expertos, ya que causa pequeñas heridas que pueden afectar a la flora.
 Se recomienda utilizar algún complemento con lactobacilos que ayude a mantener el equilibrio de la floral vaginal y evitar la posible proliferación de bacterias indeseables. La toma de probióticos o prebióticos ha demostrado ser una de las medidas más eficaces para conseguir aliviar los síntomas, como el picor o el malestar, evitando la reaparición de infecciones por hongos y candidiasis.
 Ante los primeros síntomas de alguna alteración en la flora vaginal consulta a tu ginecólogo para que te realice las pruebas oportunas e indique el tratamiento más adecuado para su remisión.

Cómo evitar Infecciones Vaginales – Enlace – Porque no quitar el bello púbico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *