Como tratar las uñas encarnadas


Todas las partes del cuerpo humano merecen atención, pero con los pies los cuidados deben ser mucho más. No solo porque soportan todo el peso sino porque permiten que la persona se pueda movilizar en diferentes direcciones.

Para esto la selecciòn adecuada del calzado es fundamental, además de un arreglo especial de los pies y de las uñas, para evitar, en algunos casos, las uñas encarnadas.

Estas ultimas se han convertido en un dolor de cabeza para muchas mujeres, tal vez por el uso de zapatos muy puntudos o porque se hacen un mal corte de uñas o bien porque las uñas un tanto convexas son mas propensas a encarnarse.

Cuando hay una uña encarnada el borde de la uña usualmente la del dedo pulgar del pie, se incrusta en el tejido ocasionando una reacción inflamatoria y en ocasiones infección.

Causas

Dentro de las causas mas comunes se pueden tener en cuenta.

• El corte incorrecto de la uña del dedo del pie.
• Zapatos muy apretados especialmente en la punta.
• Golpes constantes en los dedos del pie.
• Factores hereditarios.

Síntomas

Una de las manifestaciones de la uña encarnada es la inflamación que también puede ocasionar.

• Dolor local en ocasiones intenso.
• Enrojecimiento.
• Sensibilidad.
• Inflamación.
• Infección, en algunos casos.
• Secreción.
• Granuloma, inflamación crónica

Cuando se debe buscar ayuda medica.

• En caso de padecer diabetes.
• Más de 50 años.
• Problemas circulatorios.
• Un transtorno del sistema inmunológico.
• Una uña enterrada y que se infecte.

Técnicas caseras

Te brindamos algunas técnicas caseras para mejorar este padecimiento.

• Remoje el pie en agua tibia y jabonosa durante 15 minutos.
• Con una aguja de choche Nº 10 introduzca un pedacito de algodón estéril, remojado con vaselina o alcohol.
• Déjelo todo el día y cámbielo a la mañana siguiente, esto le permite es despegamiento de la uña y la disminución del contacto traumático causante de la inflamación y del dolor. Aplique esta técnica hasta que la uña crezca y se identifique el ángulo.
• Siga limando o cortando la uña recta. Si la redondea se puede encarnar de nuevo.
• No corte demasiado las uñas de los pies. Córtelas permitiendo que el borde proteja el dedo contra las presiones.
• Evite zapatos estrechos, terminados en punta. Estos son causantes de dolor de pie, callos, y uñas encarnadas.
• Utilice equipos de pedicure desinfectados y preferiblemente personales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *