Que hacer cuando el Insomnio te moleste


El insomnio nos ataca cada día más. El ritmo de nuestras vidas y las excesivas cargas contribuyen con este mal que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), afecta a la mitad de las personas después de los 55 años.

Dormir bien es un estado de reposo en el que se suspende la actividad consciente y los movimientos voluntarios. Para lograrlo se deben completar ciertos ciclos hasta el sueño profundo, explica un especialista. El problema empezó porque los seres humanos hemos ido reduciendo las horas de sueño y, por ende, no cumplimos los ciclos que el cuerpo necesita.

Al insomnio contribuyen, además, la ansiedad, la depresión, el ruido, las alergias, el dolor y hasta la contaminación y algo que no podemos dejar pasar, los ronquidos de el o ella.

Una de las razones por las que nos despertamos intempestivamente en la noche es la llamada apnea del sueño, una dolencia que causa que las personas dejen de respirar cuando duermen. Eso hace que uno se despierte, porque si no podría asfixiarse, lo más importante es realizar un diagnóstico correcto.

Para ello se han creado los Laboratorios del sueño, que permiten observar durante toda una noche a los pacientes y medir las ondas cerebrales a fin de detectar las distintas fases y sus eventuales interrupciones, se monitorea el patrón de respiración mediante una cinta alrededor del pecho y se mide el oxígeno en la sangre con un pequeño adminículo conectado a uno de los dedos de la mano. También se registran en una cinta los latidos del corazón y los movimientos musculares.

La solución que se han inventado para estos casos es una máquina llamada CPAP, una máscara que se coloca sobre la nariz y que bombea aire hacia la garganta para mantenerla abierta. Para la gente que la usa es un milagro ¡porque es quizás lo primero que les permite dormir bien en 10 o 15 años!, dice el especialista.

Pero hay que decir que estos laboratorios del sueño son para los casos en que hay afecciones que requieren tratamientos específicos. Sin embargo, la mayoría de los problemas de insomnio son debidos al estrés laboral y a razones que todos podemos controlar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *