Cuidados de la espalda


Grandes esfuerzos no esta en capacidad de soportar la espalda: Estos le podran  acarrear dolores  y espasmos que pueden llegar a identificarse con fracturas u otras enfermedades mucho delicadas.
Es una de las zonas más propensas a sufrir celulitis; por esto, no espere a la aparición de los primeros síntomas: Prevenga la celulitis dándose masajes diariamente con un guante de crin para activar la circulación y destruir los nódulos de grasa, agua y toxinas, depositados sobre todo en su parte baja.
Es indispensable protegerla también de los rayos solares; si bien es cierto que una espalda broceada luce espectacular, el sol debe tomarse con moderación; de lo contrario, un color hermoso puede fácilmente convertirse en una quemadura perjudicial para su piel. Para evitar daños irreparables, tome las medidas pertinentes.
Claves para una buena Postura
Para mantener una buena postura no es necesario que usted permanezca rígida, con la espalda totalmente recta, cosa difícil de conseguir, pues esta es una posición antinatural.
La clave esta en una perfecta alineación, es decir, la espalda debe curvarse ligeramente hacia adentro en el extremo superior, sobresaliendo a la altura de los hombros, para volver a proyectarse hacia adelante por detrás del estómago, concluyendo en otra pequeña curva afuera en el extremo inferior.
Recordemos que la forma natural de la espalda es la de una S doble.
Todas las curvaturas le dan a la espalda mayor fuerza y flexibilidad desde el punto de vista anatómico y le permites resistir los golpes y movimientos bruscos. Hay que tener en cuenta, además, que los dolores son el resultado de desviaciones provocadas por una postura incorrecta

0 comentarios sobre “Cuidados de la espalda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *