El Masaje


El Masaje – Es un remedio increíble, te ayuda combatir el estrés, favorece la relajación de cuerpo y mente, brinda nueva energía, mitiga el dolor, y puede utilizarse para la prevención y la recuperación de lesiones musculares. Es increíble que no pensemos en el siendo una terapia tan eficaz y versátil. Solo piensa que cuesta poco, se encuentra siempre disponible y pueda ser aprendido y aprovechado por todos.

El Masaje

El Masaje la Técnica

El Masaje – La aplicación de un masaje requiere conocer la técnica para trabajar la piel, los músculos y el tejido conjuntivo. Pero igualmente importante es la calidez y la dedicación con la que se realiza el contacto. Muy importante también aplicar un buen aceite para ayudar que nos produzca El Masaje un buen efecto.

El Masaje y la preparación del entorno

Tendremos que acondicionar el lugar en la que se va a realizar el masaje.

• Procura que la habitación esté cálida; el calor es relajante.
• Utiliza toallas o una manta de algodón para cubrir las partes del cuerpo que no son masajeadas, para conservar el calor corporal.
• Coloca una toalla enrollada o una almohadilla bajo las rodillas, si se está boca arriba, o bajo la frente y los empeines, si se está boca abajo.
• Cubra el colchón con una toalla o manta para evitar que se manche con aceite.
• Procura que la luz no sea muy fuerte, y que no haya ruidos ni interrupciones.

El Masaje técnicas básicas

El masaje puede darse a través de tres técnicas básicas:

Frotar: Deslizando la palma y los dedos sobre la piel, con movimientos largos y poca presión. Su efecto es poco profundo y tranquilizante.

Amasar: Con toda la mano, sujetar y apretar las zonas musculares aplicando una presión mediana. Ejerce un efecto de profundidad media sobre los tejidos.

Friccionar: Utilizando principalmente los pulgares, con movimientos cortos y circulares y aplicando una presión mayor. Tiene un efecto profundo en el tejido subcutáneo.

Consejos antes y después de El Masaje

Antes de recibir El Masaje: Para reforzar el efecto del masaje, aplica antes un baño con un aceite de baño, te relajará. Después de recibir un masaje es recomendable beber mucha agua para ayudar al organismo a eliminar las toxinas liberadas. Regálate media hora de reposo al terminar. Permanece tumbada y tapada, para que el aceite siga haciendo efecto.

Masajes faciales, accede por el enlace para ver el articulo : El Masaje los faciales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *