¿Es el hombre de tu vida?…


¡11 claves para desenmascarar a tu falso príncipe azul!


¿Fuiste su única novia?

Si tu chico solo ha tenido un único amor, puede que con el tiempo se dé cuenta que necesita experimentar nuevas cosas. Conocer nuevas personas y vivir nuevas relaciones. Es decir, hacer un poco de turismo aunque luego vuelva a ti.

Si fue infiel… ¡Mejor aléjate!

Si tu pareja te ha sido infiel y le perdonaste, o si lo conociste gracias a que le fue infiel a su chica contigo, o si sabes que tiende a no guardar fidelidad… mejor aléjate de él. Los infieles lo son por naturaleza así que no esperes cambiarlo ni que cambie por ti.

¿Nunca expresa sus sentimientos?

Si es insensible como un hielo, si nunca ha expresado sus sentimientos, aunque no sea con palabras… ¿Estás segura de qué te quiere?
No caigas en el falso error de creer que podrás hacer que se enamore de ti, si de un principio tu chico no muestra interés, reflexiona de si realmente te interesa una persona a tu lado que no te quiere.

¿Se muestra violento?

Recuerda que un hombre agresivo nunca merece segundas oportunidades. Si él no te respeta… ¿por qué sigues con él? Los gritos, las humillaciones, las represiones… no son precisamente típicas de un príncipe azul, así que si estás en esta situación… ¡aléjate de él!, pues mientras están hundida en un calvario, estás dejando escapar a tu verdadero hombre que te sí te está buscando.

No es detallista

En todo el tiempo que llevas saliendo, aun estás esperando que te invite a cenar. Cada vez que sales, cada uno paga lo suyo, siempre se olvida de las fechas importantes y nunca pone esmero en los regalos, eso si hace.
Si en cuestión de dinero es un tacaño… ni te imaginas lo que puede ser si empiezas una vida en común.

Sólo le atrae tu físico

Aunque hay que reconocer que lo que antes nos impresiona entra por la vista, no puedes pensar que el hombre de tu vida es ese chico que tienes al lado que sólo está atraído por tu físico.

Mantener una relación con alguien a quién solo le encanta tu atractivo es el mayor error, pues con el tiempo, el cuerpo cambia… y entonces ¿qué?

No te llevas bien con su familia

Aunque cuando se tiene una relación, se tiene con él y no con su familia, piensa que si la relación va a más, si hay matrimonio de por medio, su familia será tú familia. Así que si no soportas a tu madre, si él se lleva fatal con tu padre… si no hay posibilidad de reconciliación… ¡Replantéate la situación!

¿Vives una relación de amor – odio?

¿Tienes tantos momentos de pasión, felicidad y amor como de celos, peleas, discusiones? Los extremos nunca son buenos y son un síntoma de que no es una relación muy sana.

Sólo se entienden en la cama

Está claro que vuestra relación es más sexual que sensual. Aunque está bien reconciliarse entre las sábanas, ¿realmente puedes contar con él fuera de la cama? En una pareja, el sexo es importante, pero igual lo es el poder conversar, compartir, hablar…

Gustos distintos

Cada unos vive la vida de una manera distinta. A ti te encanta la aventura y él se más hogareño. Tu quieres familia numerosa y él odia los niños, el es más religioso y tú no eres creyente… si no comparten un estilo de vida, es muy posible que tarde o temprano la relación no funcione.

No esperes que cambie

Eres consciente de sus defectos sin embargo, apechugas con ellos y siempre tienes la esperanza que cuando se vayan a vivir, cuando se casen… cambiará por ti. Sin embargo, es mejor que dejes de soñar y no esperes poder moldear a tu chico a tu antojo.
Así que si él es celoso, acéptalo o déjale, si no le gusta salir y a ti te encanta, replantéate la relación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *