La importancia de realizar una buena siesta


La siesta se ha convertido en un buen habito que es muy saludable, el cerebro requiere de un descanso para continuar coordinando y prestar la atención necesaria para todo tipo de actividad.
La rutina de la siesta se ha ido abandonando, por los agites de la vida moderna, sin embargo esta ofrece muchos beneficios.
La siesta comenzó a implementarse entre las doce y las tres de la tarde, momento en el cual se hacia una pausa en las labores diarias para descansar y reponer las fuerzas.
Una buena siesta al día quita el estrés, que se relacionan con frecuencia con los problemas del corazón, este tiempo de descanso nos brinda la oportunidad de recupéranos de la tensión que va dejando la rutina diaria.
La presión arterial se disminuye durante el sueño,  lo que favorece notablemente al corazón, los cambios metabólicos que se producen hacen que los latidos cardiacos se vuelvan mas lentos al igual que la frecuencia cerebral.
Este sueño tan pequeño, es el mejor reparador natural con el que contamos, esto te trae numerosos beneficios, también es importante encontrar un lugar bien cómodo donde se pueda descansar.
Al despertar es aconsejable tomar un buen vaso de aguay así podemos volver a iniciar nuestras labores mas relajadas
La siesta la puede realizar todo tipo de persona que asi lo considere, pero debe ser corta, sobrepasar los treinta minutos distorsiona los efectos positivos del habito, ya que se entra en sueño profundo del que cuesta mas trabajo despertar.
Después de una buena siesta se aumenta la atención y productividad, se mejora el aprendizaje y tu memoria se mantiene ágil durante la tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *