La alimentación sana


La alimentación sana – Una buena salud hoy en día depende de una alimentación sana y es uno de los grandes retos de todas las personas en general. La alimentación el consumo de alimentos con el propósito de obtener de ellos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita para conservar la salud. La alimentación sana es un proceso y a la vez un acto voluntario que está condicionado por diversos tipos de factores que determinan una buena o mala nutrición.

La alimentación sana

Para obtener la alimentación sana se necesita tener presentes varios factores muy importantes a la hora de poder llegar a mantenerse bien saludable.

La alimentación sana una dieta rica, sana y variada

La alimentación sana – No existe un producto que contenga todas las sustancias alimenticias en la proporción debida, por lo tanto es necesario seguir una dieta variada, a fin de equilibrar la balanza alimentaría. Toda alimentación poco variada presenta inconvenientes.

La alimentación sana eliminar el sobrepeso

La alimentación sana – El exceso de peso favorece a la aparición de muchas alteraciones en su organismo. Quien quiera conservar la salud y el rendimiento, y gozar de una vida mas larga, deberá eliminar el exceso de peso.

La alimentación sana evitar el exceso de grasa y colesterol

La alimentación sana – La grasa proporciona muchas calorías malas y provoca el exceso de peso y otras enfermedades. Se deben elegir grasas que contengan una elevada proporción de ácidos grasos no saturados, por ejemplo, aceites de semillas vegetales: soja, maíz, girasol.

La alimentación sana elegir productos ricos en fibra

Las fibras vegetales son elementos no digeribles por el organismo humano, que desempañen un destacado papel en el proceso digestivo. Numerosas afecciones tienen su origen en la falta de fibras, estreñimiento, hemorroides, cálculos biliares, etc.

La alimentación sana disminuir el consumo de azúcar y de sal

La alimentación sana – Una elevada proporción de azúcar facilita la aparición de muchas enfermedades, caries dentales, lesiones cardiacas, trastornos intestinales. El exceso de sal en la comida ayuda a aumentar la presión sanguínea. Por tanto, conviene limitar el consumo de productos ricos en sal.

Consulta el siguiente enlace:  La alimentación sana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *