La Anorexia y la Bulimia, como reconocerlas


Conoce y reconoce la anorexia
La paciente anoréxica restringe su comida o la elimina mediante purgaciones (vómitos, laxantes, etc.) para conseguir un peso muy por debajo de lo que correspondería a su sexo y edad. Se trata de un trastorno que lleva a una restricción obsesiva y que produce un miedo enorme a perder el control sobre lo que come. Todo ello con el fin de mantener un peso extremadamente bajo que el enfermo considera adecuado.
Sus características principales son:
• Rechazo a los alimentos y restricción de la ingesta y/o eliminación a través de purgaciones y ejercicio excesivo.
• Pérdida acentuada de peso e índice de masa corporal (IMC) igual o inferior a 17,5.
• Alteraciones en el ciclo menstrual, hormonales, óseas, digestivas, etc.
• Alteraciones de la imagen corporal y obsesión por mantener una extrema delgadez.
• Negación y control del hambre.
• Hiperactividad: ejercicio excesivo y/o actividad extrema.
• Miedo a la madurez y al rechazo por parte de los demás.
• Perfeccionismo extremo en todos los ámbitos de su vida.
• Falta de autoestima y habilidades sociales.
• Hipersensibilidad hacia el sufrimiento ajeno y hacia los ambientes hostiles con tendencia a culpabilizarse por los mismos.
• Dependencia afectiva en el entorno familiar.
Entre las posibles consecuencias derivadas de esta enfermedad se pueden producir amenorrea, frialdad en manos y pies, caída del cabello, trastorno del sueño, aislamiento social y familiar ante la falta de comprensión del trastorno, cambios bruscos en el estado de ánimo, relaciones conflictivas, etc.
Conoce y reconoce la bulimia
La bulimia, como la anorexia, es un trastorno alimentario que se caracteriza por la falta de control de los impulsos, que se traduce en episodios de voracidad, es decir, comer grandes cantidades de comida en un corto espacio de tiempo, con o sin conductas purgativas posteriores, pero sí con un fuerte sentimiento de culpabilidad.
Los rasgos principales de la conducta bulímica son:
• Atracones y conductas purgativas.
• Alteración del régimen de comidas y de la imagen corporal.
• Insatisfacción con uno mismo y con todo.
• Dependencia del entorno y de las personas más cercanas.
• Dificultad en relaciones sociales. Soledad.
• Impulsividad.
• Perfeccionismo con tendencia a la frustración por el fracaso inmediato.
Entre las posibles consecuencias, cambios frecuentes de humor, periodos depresivos, alteraciones digestivas, irregularidades menstruales y alteraciones hormonales, óseas, etc.
En ambos casos, para su adecuado tratamiento son necesarias unidades específicas y personal profesional, como psicólogos, psiquiatras, endocrinos, pediatras, nutricionistas y otras especialidades para el tratamiento a lo largo de la enfermedad.

0 comentarios sobre “La Anorexia y la Bulimia, como reconocerlas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *