La infidelidad de la mujer


La gran diferencia es que ellas pueden actuar premeditadamente. Amar a varias personas a la vez, no es amor, es otra cosa. Cuando un amor vale de verdad la pena, no lo pones en peligro por nada del mundo. El verdadero amor ocupa todo el corazón.
Una mujer casi siempre tiene en cuenta el daño a su pareja y su medio social, sobre todo “el qué dirán”, frente a la posibilidad de tener una aventura y, antes de tenerla, sopesa fríamente los “pros” y los “contras”.
La mujer siempre, desde los egipcios hasta nuestros días, pasando por Grecia, Roma y el mundo cortesano, ha sido igual en lo que respecta a la infidelidad. El costo social de una mujer infiel es demasiado alto como para que no se cuiden de ser atrapadas. Recordemos que la mujer es: fiel o ramera, y el hombre: fiel o “viril”.
En todas las épocas las señoras han sido más cuidadosas que los hombres a la hora de “pecar”. Quizás por eso cuando una mujer es infiel el crimen es casi perfecto: no hay cuerpo del delito por ninguna parte, y si un hombre es infiel, las pistas son tan evidentes que hasta Torrente las podría encontrar.
Otras veces hay un intento oculto de venganza y de conformismo con la “segunda plaza” cuando no han podido casarse con el hombre que aman.
Puede ser infiel de manera premeditada, organizada e incluso práctica, teniendo en cuenta, por ejemplo, si sus horarios o sus obligaciones se lo permiten.
Otro factor determinante que una mujer suele considerar antes de tener una aventura, es si su relación matrimonial le satisface. Generalmente, una mujer contenta con su pareja no tiene aventuras ni se deja tentar.
La satisfacción sexual parece no tener demasiada influencia en este hecho, ya que las mujeres suelen buscar aventuras de tipo emocional. Puede que el sexo les funcione de maravilla con su pareja pero necesiten una dosis de pasión, misterio o cariño.
La mujeres ahora son más infieles que los hombres, se dan más casos que antes de mujeres infieles, a raíz de problemas personales o en la pareja. El estereotipo del hombre con doble vida tambalea: antes eran ellos los que tenían una agenda apretada y otra escondida. Pero ahora, una tendencia creciente demuestra que la infidelidad femenina es real.
Amar a varias personas a la vez, no es amor, es otra cosa.
El verdadero amor ocupa todo el corazón.

0 comentarios sobre “La infidelidad de la mujer

  • el 2 enero, 2011 a las 11:15 pm
    Permalink

    el verdader amor es bidireccional, beneficia, satisface (en todos los sentidos) y engrandece a ambos, cuando se es infiel, es un acto egoista y de inmadurez donde el infiel antepone sus deseos más bajos (independiente de si la mujer mezcla más sentimientos, lo que lleva a algunos hasta de hacer un lavado de imagen de la infidelidad femenina; o si al hombre se le disculpa casi como una debilidad genetica, como tener menos coeficiente intelectual o tener una malformacion genética), está demostrado que casi al 100% de los hombres que se le perdona la infidelidad o al 60% de las mujeres que son infieles, vuelven a caer en lo mismo en algún momento de su matrimonio o convivencia..
    La persona que perdona es quien se lleva todo el peso de la humillacion, dolor y rencor por la traicion y casi todo el trabajo de la reconstrucción familiar, mientras el o la infiel arrepentido (si es que hay arrepentimiento y olvido?)se dedica a esconder la cabeza como avestruz
    Han visto la serie Army Wives? La Sra Sherwood es el prototipo perfecto de la mujer infiel, su correcto (aunque es un militar algo machista) esposo la respeta y esto se nota en toda la serie, le perdona una terrible infidelidad por la cual la despidieron del hospital, según ella son experiencias necesarias para crecer (sigh), se enamora de dos hombres diferentes mientras dice amar con su alma a su comprensivo esposo, ella toma toda la inciativa de ser infiel (invita a cenar a su amante, le apaga el celular a su esposo, le da ella el beso, etc), pero cuando llega el momento del divorcio es el marido quien se lleva el peso del perdon y quien hace todo el trabajo de recomponer la relacion, mientras todo lo que hace ella es solo sentirse mal por lo hecho, al final ella tiene un bebe de él como si los bebes borraran una infidelidad o sus muchos orgasmos, los bebes en realidad son producto del amor y no para enmendar faltas…

    AL FINAL LA MUJER Y EL HOMBRE SON INFIELES PORQUE QUIEREN INTERCAMBIAR FLUIDOS, ESO ES TODO, NO HAY NADA DE PLATONICO, CUANDO TE SEA INFIEL TRATA DE PERDONAR Y VOLVER A ACOSTARTE CON TU PAREJA, VERAS QUE SERÁ IMPOSIBLE SOBRE TODO CUANDO ESCUCHES SUS QUEJIDOS Y TE COMIENCE A DECIR COSAS INTIMAS

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *