La piel femenina y sus cuidados


La piel es muy delicada y debemos cuidarla debido a que es nuestra barrera contra agentes externos.
Es necesario que  todos los días la limpies, la hidrates y la restriegues suavemente para aumentar la circulación, además debes estar atenta ante cualquier enfermedad que la afecte y ten una alimentación sana, junto con una ingesta de agua adecuada.
Entre los alimentos que puedes consumir para ayudar a tu piel están las verduras, pero se destaca el brócoli, porque además de ser bueno para la salud en general, combate los efectos de la radiación ultravioleta del sol, debido a que el extracto de sus semillas reducen el enrojecimiento de la piel y las lesiones dérmicas, porque producen enzimas que protegen las células de la radiación solar.
Pero dentro de las recomendaciones más importantes para el cuidado de la piel es el uso de bloqueadores solares y el protegerse de los rayos UV, evitando una excesiva exposición al sol. También debes tener en cuenta que el uso de las camas y aparatos de bronceado artificial aumenta en un 50% la posibilidad de tener cáncer de piel, especialmente en las personas con piel clara y fototipos I y II, así como las personas con pecas y muchos lunares.
Hay que tener en cuenta que el sol es la principal causa de envejecimiento cutáneo, la que se caracteriza por un cutis áspera, sin elasticidad, líneas de las arrugas gruesas, manchas e incluso pequeños derrames capilares. Está comprobado que el 75% de las arrugas son producidas por la exposición solar.
Entre otras complicaciones de la exposición al sol sin protección están las quemaduras solares, caracterizadas según su intensidad por eritema (enrojecimiento de la piel), inflamación, e incluso por la formación de vesículas o ampollas, o engrosamiento de la piel, entre otras complicaciones tanto a corto como a largo plazo.
Para las pieles alérgicas
Quienes poseen la piel alérgica, deben tener mayores cuidados con su cutis, ya que poseen una epidermis más sensible y se daña ante cualquier provocación.
La gran mayoría tiene la piel muy reseca, por lo que debe mantenerla humectada con cremas suavizantes, ojalá que no tenga lanolina, de preferencia con lo menos posible de productos químicos agregados y sin perfumes. Deberás usarlas varias veces al día, dependiendo del grado de resequedad de tu piel.
Te recomendamos el exceso de humedad, por lo que debes tomar baños cortos, lo menos frecuente que se puedan y usando el agua lo más fría posible. Además deber evitar el exceso de sudor, bañarte utilizando jabones neutros y de preferencia sin perfumes.
No use detergentes biológicos para lavar la ropa, es aconsejable que lo hagas con el mismo jabón de tocador directo ó fundido para tu lavadora, con el agua lo más caliente posible y enjuagarla perfectamente. Al vestirte trata de ponerte la ropa más suave al tacto y ligera posible. La ropa interior de preferencia de algodón y con elásticos cubiertos por la misma tela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *