Como preparar la piel para estas vacaciones


En vacaciones nuestra piel corre muchos riesgos, para evitarlos te hemos preparado este articulo que incluye la hidratación, bronceado, antimanchas y como protegerla. Todas sabemos o por lo menos tener presente que si el destino de las vacaciones es un lugar caliente donde vamos a pasar la mayor parte del tiempo en el mar o la piscina tenemos que cuidar nuestra piel.

La prioridad es cuidarla, para que no sufra los rigores del sol, la arena, el cloro y otros agentes que, aunque son el miedo del descanso, pueden afectarla, algunas veces de manera irreversible. Piense, como lo piensan lo dermatólogos, que cada minuto de su vida tiene repercusiones en su piel.

Aquí, basados en preguntas comunes de nuestras lectoras, queremos darle a usted una buena guía sobre cómo tratar su piel antes, durante y después del sol, siguiendo el orden que dicta el sentido común: hidratación, protección, bronceado y brigada antimanchas.
Como hidratar la piel.

Una hidratación apropiada para su cuerpo y cara es a veces demorada, pero debe provenir de adentro, nunca se genera simplemente por aplicar cremas hidratantes industriales. Contrariamente a lo que se piensa, el secreto de una piel hidratada no es sobrehidratarla desde afuera, es decir, echarle encima crema tras crema a mañana y noche, sino procurarle los nutrientes necesarios.

Los sérums, ejercen una poderosa acción enfocada a reparar los tejidos de la epidermis gracias a la alta concentración de sus componentes y su absorción por parte de la piel. Éstos envían nutrientes a la piel sin recargarla, aplicados poco a poco, dejando que ésta los absorba también poco a poco. Una mala dieta, el agua fuerte, muy cargada de minerales, pueden contribuir a dejar la piel reseca, tirante.

En lo que respecta a las vacaciones, debe usar crema hidratante de manera mesurada en las noches, antes de irse a la cama, y en las mañanas, después del baño. Sin embargo, como va a pasar mucho tiempo en la playa o en la piscina, debe complementar el baño de limpieza posterior con un buen producto calmante y a la vez hidratante. Por lo general, los recomendados para después del sol.

Siempre que se lave el rostro con agua pura, permita que ésta se seque sola, sin ayuda de la toalla, y luego, póngase la crema hidratante con la piel ligeramente húmeda.
Las cremas para después del sol contienen ingredientes humectantes que ayudan a restituir su grado de hidratación natural.

El gel se debe aplicar en mínimas cantidades sobre la piel para que la suavice e hidrate.
Si las cremas hidratantes contienen factor de protección solar cumplen la doble función de proteger e hidratar.
El broceado.

Nunca se ponga menos de la cantidad equivalente a una cucharadita de té en la cara, lo mismo que en cada pierna y en cada brazo, y mayor cantidad, una cucharada, en el pecho y en la espalda. Es importante esparcir el bloqueador, no frotarlo solamente en el punto de la piel donde se lo aplica.

Aumente la protección.

Use sombrero, nunca lo olvide. Es la mejor medida que puede tomar bajo el sol.
Las toallitas protectoras son una buena idea para llevar a la playa. Una de éstas es suficiente para la cara, dos para cada brazo y tres para cada pierna, para el pecho y la espalda.

Protéjase también el cuello, las orejas, los labios, el ceño, las manos, las plantas de los pies. No pase por encima de estas áreas, son muy sensibles a las quemaduras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *