Los lunares de nuestro cuerpo


En alguna parte de nuestro cuerpo todas las personas tienen un lugar que los caracteriza, nos acostumbramos a el pues es muy difícil que desaparezcan. En muchas ocasiones el lunar puede comenzar a cambiar y esto si es un problema, aquí es donde nos debemos preocupar y comenzar hacer las consultas que sean necesarias con el medico experto.

Los lunares son pequeñas manchas que todos tenemos en el cuerpo, ya sean algunos más pequeños que otros o de diferente aspecto, pero casi siempre son benignos. Cuando notamos un cambio en alguno de ellos, es allí cuando debemos de prestar suma atención.

Muchas veces los lunares deben ser removidos por un médico especialista en el área ya que pueden decirnos que hay algo mal en nuestro cuerpo, incluso hay casos donde un cáncer de piel comienza con algo tan insignificante como un lunar.

Siempre debemos estar atentos a los lunares, si cambian de color, si se agrandan demasiado, si son o no simétricos, si su color comienza a cambiar e incluso si los bordes son irregulares. Cualquier cambio debe ser informado a un médico, quien será el responsable de diagnosticar si es un cambio benigno o maligno, incluso si tendremos que removerlo o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *