Los riesgos de la comida basura


Los riesgos de la comida basura – La que conocemos como comida basura o chatarra es pobre en nutrientes con altas calorías y grasas. Los productos con los que está hecha no suelen ser frescos y consisten básicamente en grasa saturadas, carnes y azúcares. Para mejorar sus aspecto y sabor los productores le introducen conservantes, colorantes y otros productos químicos.

Los riesgos de la comida basura

Los riesgos de la comida basura el proceso de producción

Los riesgos de la comida basura – Su proceso de producción suele ser rápido, para satisfacer las necesidades de inmediatas de la sociedad contemporánea. Sin embargo, su consumo junto con un estilo de vida sedentario puede provocar complicaciones en la salud.

Los riesgos de la comida basura la clave para ser agradable

Las cocinas especializadas en comida basura tienen la clave para hacer esta comida más apetecible e incluso adictiva. Los alimentos suelen ser rebozados, por lo que su aspecto tostado y crujiente se hace muy apetecible a la vista, sobretodo para los niños.

Los riesgos de la comida basura – Los riesgos de la comida basura – Estos productos suelen ser cocinados con mucha sal y condimentos, y para conseguir un aspecto apetecible se les añade anti apelmazantes, colorantes, conservantes y estabilizantes. Todo ello ayuda a que el sentido del gusto sea alterado y el consumidor se habitúe a comer este tipo de producto.

Los riesgos de la comida basura y sus efectos

Además de que la digestión de este tipo de comida es difícil debido a la gran cantidad de grasa y azúcares, la comida rápida o procesada también puede conllevar problemas de salud graves tales como la obesidad.

Los riesgos de la comida basura – Solo consumiendo un menú de comida rápida ya ingerimos más de las calorías necesarias en un día. Esto provoca que nuestro organismo engorde de forma desmesurada. Además, las grasas que contiene este tipo de comida pueden provocar un aumento del colesterol, dañando así las arterias y aumentando incluso el riesgo de infarto o angina de pecho. Asimismo, las altas cantidades de sal con los que se cocina pueden aumentar la tensión.

Enlace – Las comidas saludables

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *