Obesidad en mujeres


La obesidad se presenta con el transcurso del tiempo, es el resultado de ingerir mas calorías que aquellas que pierde, es tener exceso de grasa en el cuerpo.

La obesidad se diferencia del sobrepeso, lo cual significa pesar demasiado, puede ser resultado de los huesos, masa muscular, grasa o agua en el cuerpo, todo esto significa que el peso de una persona es mayor de lo que se considera saludable según su estatura.

El ser obeso aumenta mucho el riesgo de padecer enfermedades como diabetes, cardiacas, derrames cerebrales, artritis y cáncer, perder del 5 al 10% de su peso estando obeso ayuda a prevenir dichas enfermedades.

Por razones fisiológicas, la mujer, es más vulnerable que el hombre a sufrir obesidad. Durante la infancia, la pubertad, el embarazo, el tiempo de lactancia y cuando tenemos la menopausia estamos dentro del grupo de riesgo de sufrir obesidad. Ser conscientes de que formamos parte de este grupo de riesgo es el primer paso para evitar el sobrepeso.

Los diferentes cambios hormonales y físicos que sufre la mujer, sumado a ciertas costumbres, aumentan los riesgos de llegar a ser obesas, en la infancia influye el sedentarismo a raíz del ocio que se presenta y no hay como quemar las calorías, influye también la mala alimentación de algunos niños, se ingiere mucha comida rápida, chuchearías, etc

Los cambios hormonales los cuales producen cambios físicos, favorecen al riesgo de sobrepeso, en la época del crecimiento es muy importante que se aumente la actividad física, caminar, hacer deportes, ir al gimnasio, etc, esto ayuda a prevenir la obesidad, importante no perder los buenos hábitos alimentarios, estos son vitales para su vida adulta.

La mujer adulta, durante el embarazo, la lactancia, padecerá también de cambios hormonales, estos harán que su línea cambie, en conveniente que no se abandone el ejercicio físico, siempre con la supervisón medica, durante el embarazo el riesgo de sobrepeso se agudiza, es bueno que el medico nos aconseje.

En la menopausia también se presentan cambios hormonales y por ende el riesgo de aumentar de peso, es muy importante no caer en la inactividad y encontrar algún tipo de ejercicio que se adecue a nuestra edad y condición física.

Por ultimo, debes estar en contacto con tu medico de confianza, el es quien te orienta de acuerdo al estado en que te encuentres y es quien te dará la mejor recomendación y evitar así subir de peso, lo cual no se quiere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *