Como prevenir los dolores de espalda


Los dolores de espalda son demasiado molestos, para evitarlos se recomienda la práctica del ejercicio, cumplir con las normas de postura, de manera que la espalda soporte la menor carga posible, evitar el sedentarismo y adoptar una actitud mental valiente frente al dolor.

CONSEJOS QUE PUEDEN AYUDARTE A EVITAR Y/O MEJORAR LOS DOLORES DE ESPALDA

1. Haga ejercicio con frecuencia. El ejercicio es la base para prevenir o solucionar un problema de espalda y se ha mostrado muy efectivo, tanto en la prevención como en el tratamiento del dolor ya establecido.

2. Cuida la postura en el trabajo. Pasar varias horas sentados delante del computador, o incluso muchas horas seguidas de pie. Intenta sentarte siempre apoyando la espalda totalmente en el respaldo de la silla y tener la mesa de trabajo a una altura adecuada. Intenta levantarte de vez en cuando para estirar las piernas y la columna.

3. Duerma sobre una base plana y un colchón firme ( elegir una almohada también plana para que la cabeza no se incline en exceso). a la hora de comprar un colchón o una cama, piense la cantidad de horas de nuestra vida que pasamos durmiendo.

4. Respire bien: Cuando tenemos dolor, la ansiedad acorta nuestra respiración, lo cual tensa aún más nuestros músculos. La respiración profunda nos ayuda a relajarnos a la vez que incrementamos la oxigenación de la zona dañada, mejorando la situación dolorosa.

5. Utiliza la relajación como técnica; fundamental para liberar tensiones y contracturas musculares. Debemos tener en cuenta que los músculos de la espalda son 10 a 20 veces más sensibles que los músculos del resto del cuerpo.

6. Vigile el sobrepeso. El sobrepeso añade kilogramos a nuestra columna y dificulta el movimiento muscular y el equilibrio. Cualquier kilogramo en exceso que se acumule, perturba el equilibrio natural de esfuerzo y obliga a la columna vertebral y a los músculos circundantes que, a la larga, pueden originar dolores y lesiones por sobre esfuerzo.

7. Utilice suplementos adecuados, para los problemas óseos y musculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *