Consecuencias de la tanorexia o adicción al bronceado


La adicción al bronceado se denomina tanorexia y consistente en querer tener siempre un color de piel más moreno del que se tiene. El problema consiste en que teniendo un buen color, se sigue con la obsesión de ponerse mas morena no llegando nunca a estar conforme con el tono de piel obtenido.

 

La mayoría de las personas se broncean a cada rato, algunas de ellas gastan tiempo y dinero en sesiones de rayos UVA para no perder el color moreno durante el invierno; y en el verano pasan muchas horas tomando el sol.

La tanorexia suele afectar a mujeres de entre 25 y 35 años, que no son conscientes de los graves problemas que puede acarrear esta obsesión, como pueden ser el cáncer de piel.

Los especialistas recomiendan tomar sol en períodos prudentes, en los horarios permitidos y utilizando siempre una crema protectora adecuada a tu tipo de piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *