Reglas para un matrimonio feliz


A continuación les presento algunas reglas  que si bien no son la solución a los problemas que se presentan, ayudarán a que en el matrimonio se conviva con respeto y armonía:
Nunca se enojen los dos a la vez.
No pierdan el control durante una discusión; si es necesario, uno debe tomar la iniciativa para posponer la conversación hasta que ambos estén calmados.
Nunca se levanten la voz.
Si gritas, es una forma de agresión. Mantén un tono de voz moderado y respetuoso.
No pretendas ganar las discusiones por el simple hecho de ganar,  aún cuando ganes, realmente estás perdiendo. Algunas veces será mejor ceder y en otras, lo mejor es negociar una solución que satisfaga a ambos.
Evita criticar los hábitos, errores y costumbres de tu pareja, todos tenemos nuestra personalidad y hábitos adquiridos por años y que no podemos cambiar radicalmente sólo para dar gusto a otras personas. Si es necesario cambiar algo, debes hacer sugerencias sutiles que no suenen a una agresión o rechazo por tu parte.
Lo pasado, pasado es . ¿Qué caso tiene hacer referencia a un hecho de hace meses o incluso años? Lo que haya pasado entonces no tiene nada que ver con lo que sucede en el presente. Las personas maduramos y evolucionamos con el tiempo y si se cometió un error en el pasado, no quiere decir que se va a repetir o que tiene alguna influencia con el presente.
Evitar ser complaciente todo el tiempo. Así como nos entregamos a nuestra pareja, debemos exigir también su entrega a nosotros. No se trata de someternos ni de abandonar nuestra identidad; sino de formar una pareja armoniosa entre ambos. Y para esto, se requiere esfuerzo y dedicación.
No te vayas a dormir con algún problema sin resolver. Si es necesario pedir perdón, seamos humildes y aceptemos nuestra culpa. De igual forma, tenemos que evitar los resentimientos y rencores con nuestra pareja y perdonar. Si nuestra pareja no se da por enterado que estamos molestas por algo, será necesario tocar el tema tranquilamente y hacerle notar que nos hizo sentir mal.
Que no pase un día sin expresarse su amor. Puedes expresarle a tu pareja tu amor de muchas maneras; ya sea con palabras, detalles, mensajes, como sea… No permitas que la frialdad y la rutina se apodere de su relación. Que tu matrimonio se mantenga unido por amor e ilusión y no sólo por hacerse hábito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *