Como mantener los codos y las rodillas suaves


El cuidado de nuestro cuerpo es muy importante, las mujeres estamos mas pendientes de el y de su piel mucho mas que los hombres. Algo que nos inquieta constantemente son nuestros codos y rodillas, estas partes son las mas maltratadas por el roce constante con diversos objetos.

Notamos en ellas falta de hidratación, en comparación con otras zonas del cuerpo teniendo el aspecto reseco y agrietado, hay que tener en cuenta que la piel que recubre estas zonas es mucho mas gruesa debido a la fricción, roce y desgaste.

Una forma de aliviar este problema y tener estas partes suaves es usar una esponja vegetal al bañarnos y frotar la zona de forma circular, esto hace que sean eliminadas las células muertas.

Luego del baño es aconsejable utilizar crema con contenido de vitamina A, la cual ayuda a la regeneración y elasticidad de la piel de los codos y rodillas. Otra cosa que no hay que olvidar es la importancia de ingerir por lo menos dos litros de agua diarios.

Después del baño, debes humectar el cuerpo con crema que contenga vitamina A, esta ayuda a la regeneración y elasticidad de la piel.

Otro exfoliante muy bueno para codos y rodillas sería el siguiente:

• Una cucharada de manteca de cacahuate
• Sal marina fina (media cucharadita)
• Una cucharadita de aceite de almendras

Es muy reconfortante aplicar este exfoliante en todo el cuerpo, pero si no es así, masajea con movimientos circulares las áreas mas duras de tu piel, en este caso los codos y rodillas, durante unos cinco minutos, después terminas tu baño con agua tibia.

Al terminar aplica mucha crema humectante y déjala ahí hasta que esta sea absorbida. Recuerda que debes ser muy constante en este tratamiento si quieres que tus codos y tus rodillas estén libres de manchas y sequedad.

Podemos aplicar mascarillas especiales para blanquear estas zonas en forma más rápida. Te recomendamos esta receta: necesitas el jugo de cuatro limones y una cucharadita de azúcar, mezclas bien y aplicas por treinta minutos, también el limpiarlos de vez en cuando con un poco de yogur natural te puede ayudar.

Otra mascarilla también muy efectiva son las rodajas de sandía o melón, puedes alternarlas usándolas una semana y una semana, las pones sobre tus codos y tus rodillas dejándolas ahí por treinta minutos.

Debes tener mucho cuidado que cuando te apliques estas mascarillas no te expongas inmediatamente el sol pues el resultado podría ser contraproducente. No olvides aplicar bastante crema humectante diariamente, o bien puedes comprar capsulitas de vitamina A y aplicar el líquido por las noches.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *